Pandemia: CONURBANO, EL FOCO DE CONTAGIO QUE MÁS PREOCUPA EN ARGENTINA

Apenas 26 comunas registran un 19% de los casos de todo el país. Vicente López, La Matanza, San Isidro y Pilar son los distritos con más infectados confirmados.

“No te puedo revelar nada que salga de la mesa de emergencia. Tenemos miedo de que los vecinos quieran prender fuego la casa del fallecido”. La frase es de un funcionario de un municipio de la zona Norte del Conurbano bonaerense, donde explican que trabajan bajo extrema confidencialidad para resguardar la identidad de las víctimas fatales por coronavirus​.

Aunque eligen diferentes estrategias de campaña y métodos de control de la cuarentena, en los municipios del GBA coinciden en la precaución a la hora de difundir cifras oficiales de contagiados de COVID-19, pero sobre todo información de los fallecidos.

Desde que empezó el aislamiento, al mayoría de las Municipalidades difunden por Facebook, Twitter o Instagram los números a medida que se van actualizando, pero también deben salir a apagar incendios que generen psicosis social, violencia o delitos.

En José C. Paz, por ejemplo, publicaciones de redes y fake news que señalaban a una farmacia por, supuestamente, ocultar a una empleada enferma, fueron desmentidas por autoridades, dueños del negocio e incluso vecinos. El temor y la prudencia se multiplicaron a raíz de casos como la fiesta de 15 de Moreno en la que terminaron contagiadas 20 personas. Por eso es que cada intendente lleva su calculadora pegada para, día a día, seguir el avance de la pandemia en sus territorios.

Según un relevamiento de Clarín con los últimos datos oficiales difundidos por las comunas y la Provincia hasta este lunes al mediodía, en 26 municipios del Conurbano, donde se concentra la mayor cantidad de población de Buenos Aires, hay 422 casos confirmados de vecinos infectados con coronavirus: mucho más de la mitad del total acumulado en la Provincia (572, informaron hoy desde Salud de Nación) y un 19% del país. También habría al menos 20 fallecidos, un 21% de los muertos en el territorio nacional.

El distrito con más infectados confirmados es Vicente López, con 37, según confirman datos del gobierno provincial. Lo siguen La Matanza (35) y San Isidro y Pilar (33) y Moreno (32). Después vienen San Miguel (22), San Martín (21), Lomas de Zamora (19) y Avellaneda (18).

En cantidad de enfermos, después están Tres de Febrero y Tigre (17), Quilmes (16), Morón, Esteban Echeverría y Escobar (12), Lanús, Ituzaingó y Merlo (11), San Fernando y Malvinas Argentinas (9), Florencio Varela (8), Almirante Brown y Berazategui (7).

Los distritos con menos cantidad de confirmados son Ezeiza (5), Hurlingham y José C. Paz (4).

Los datos, que provienen directamente de las municipalidades o autoridades del Gobierno bonaerense, no son informados bajo el mismo grado de detalle en cada partido. Muchos precisan además cantidad de casos descartados, es decir aquellos que pidieron asistencia médica o fueron a un hospital y no tenían COVID-19. Por ejemplo, en Moreno hay 193 pacientes que dieron negativo; en San Martín 179, en Vicente López 167 y en San Isidro 158. Las cifras son altas también en lugares donde no hay tantos casos positivos, como en José C. Paz (4 infectados, 51 descartados) o Tigre (17 y 128, respectivamente).

Algunos intendentes también eligen mostrar cuántas víctimas de la pandemia fueron dadas de alta: 9 en Moreno, 4 en Ituzaingó, 3 en Lanús, 2 en Morón y Avellaneda, 1 en José C. Paz y Lomas.

Los dirigentes de los municipios, independientemente de sus áreas, están abocados casi 100% a contener los barrios, organizar la atención de bancos en zonas céntricas y garantizar los avances de obras en hospitales y centros de salud. Muchos coordinan colectas de alimentos para sumar a la mercadería que Nación “baja” para las zonas más postergadas. Pero las estadísticas, explican, cambian día a día.

El partido de Almirante Brown, en el sur del Gran Buenos Aires, contabiliza hasta el momento 7 infectados. El viernes se registró el primer muerto en este municipio: un hombre de 66 años, domiciliado en Longchamps, que se contagió el virus de su hija, quien a fines de marzo regresó de un viaje por España. Aunque el fallecimiento se produjo algunos días antes, recién el viernes fue incluido en las cifras oficiales, cuando estuvieron los resultados de las pruebas que confirmaron que el fallecimiento fue por coronavirus.

En Moreno se registran 284 notificaciones de casos y los que resultaron negativos representan el 68%. Del total, 32 corresponden a casos confirmados, 59 a casos sospechosos y 193 a casos descartados. Tres personas murieron y otras nueve fueron dadas de alta. De los infectados confirmados, tres cuentan con antecedente de viaje a zona de circulación viral, 23 han tenido contacto con dos de las personas que volvieron de viaje de zonas riesgosas, y los últimos seis se encuentran en investigación para determinar la fuente de contagio.

El Municipio de Hurlingham confirmó su cuarto caso de coronavirus. El paciente es un hombre de 54 años, familiar de uno de los casos confirmados previamente. Fue atendido y estudiado en el Hospital Papa Francisco, y se encuentra en buen estado de salud, cumpliendo con aislamiento domiciliario. El primer paciente confirmado, que se hallaba internado en el Hospital Naval de Caballito, ya fue dado de alta y se encuentra en su casa.

En muchos casos, los vecinos fallecidos estaban internados en otras jurisdicciones, por lo que a las autoridades se les dificulta precisar los decesos por distrito. Hasta el fin de semana, en La Matanza había 35 confirmados y dos muertes. Un hombre 41 años que trabajaba en una empresa de logística y transporte en el Mercado Central. La segunda muerte es de un hombre de 81 años que estaba internado en el Sanatorio Nuestra Señora de la Merced, en Martín Coronado, en Tres de Febrero. Tenía antecedentes de hipertensión e insuficiencia cardíaca.

Es el caso de un vecino de Pilar fallecido el viernes. Tenía 73 años y se dedicaba a la logística: viajaba permanentemente de Derqui al Sur del país. Su esposa permanece internada en el hospital Sanguinetti, uno de los que se equiparon contrarreloj, apenas comenzó la cuarentena, para esperar el pico de contagios que tanto preocupa al país. Especialmente, al Conurbano Bonaerense.

(Con La Nación)

Seja o Primeiro a comentar on "Pandemia: CONURBANO, EL FOCO DE CONTAGIO QUE MÁS PREOCUPA EN ARGENTINA"

Deixe um comentário

Seu email não será publicado.


*