Una fusión crea un gigante petrolero en Argentina en plena explosión del sector

Ha nacido un nuevo gigante petrolero en Argentina. Se llama Pan American Energy Group (PAEG) y tiene como accionistas a los Bulgheroni, la familia de empresarios argentinos dueña de Bridas, a la británica BP y la empresa china Cnooc. Las tres partes ya son socias, pero operan por separado en el mercado de producción y refinamiento. Ahora serán una sola empresa, la mayor privada del país sudamericano, apenas por debajo de YPF, la petrolera estatal que lidera todos los ránking nacionales. Las operaciones conjuntas iniciarán en 2018, según informó PAE en un comunicado, luego de firmar el sábado un acuerdo que ya fue anunciado ante la bolsa de Londres.

PAEG será el resultado de la integración en partes iguales de Pan American Enegy (PAE), dedicada a la exploración y producción de hidrocarburos, y Axion Energy, dedicada a la refinación y venta minorista. PAE pertenece a BP (60%) y Bridas (405), esta última compartida en un 50% por la familia Bulgheroni y Cnooc. Axion, en cambio, es sólo de Bridas. Su fuerte es el refinamiento de combustibles y la comercialización a través de 751 gasolineras que tiene en Argentina, Uruguay y Paraguay. El salto minorista de Axión fue en 2012, cuando compró las estaciones que la norteamericana Exxon operaba desde hacía más de 100 años en Argentina bajo la marca Esso.

PAEG facturará unos 7.000 millones de dólares por año, apenas por debajo de YPF y en línea con Techint, el otro gigante industrial argentino con inversiones en todo el mundo. “Actualmente, PAE y Axion Energy generan empleo directo e indirecto para 23.000 personas. Entre 2001 y 2016, ambas compañías han invertido más de 15.000 millones de dólares en la Argentina”, informó la dirección de PAE en un comunicado.

BULGHERONI, EL SEÑOR DE LOS NEGOCIOS

En septiembre de 1997, una foto convirtió en una celebridad a Carlos Bulgheroni. El empresario argentino estaba sentado sobre una alfombra en el desierto, en compañía de los líderes talibanes que en el momento de la escena, 1994, controlaban amplias zonas de Afganistán. Bridas acababa de comprar el bloque de Yashlar en Turkmenistán y para comercializar sus reservas de gas debía llegar hasta Pakistán con un gasoducto que atravesase territorios controlados por los “señores de la guerra” afganos.

Nunca antes un empresario occidental había llegado a tanto, y si no tuvo éxito fue porque en 1996 los talibanes tomaron Kabul y se inició la guerra. La habilidad como negociador de Carlos Bulgheroni, muerto en 2016 a los 71 años, fue clave para el desarrollo de Bridas, la empresa que ahora, en sociedad con BP y la china Cnooc, se convertirá en la mayor petrolera privada de Argentina.

La familia Bulgheroni es una vieja conocida en el mercado petrolero argentino. Alejandro Ángel Bulgheroni fundó Bridas en 1948, cuando el peronismo en su apogeo fomentó la industrialización nacional y el petróleo era un valor estratégico. El patriarca de los Bulgheroni llamó a su empresa Bridas, por los anillos que se usan para unir caños en los grandes sistemas de tuberías, su primer producto fabricado. Tras la muerte del fundador, sus hijos, Carlos (fallecido el año pasado) y Alejandro, convirtieron a Bridas en el mayor conglomerado privado en manos argentinas. Los Bulgheroni fueron los empresarios preferidos del presidente Raúl Alfonsín en los años 80, apoyaron sin rodeos a Carlos Menem en los 90 y multiplicaron su fortuna durante el kirchnerismo a partir de 2003.

En 2007, Carlos Bulgheroni fue uno de los pocos hombres de negocios que asistió a la jura de Cristina Fernández de Kirchner como presidente, una presencia que el kirchnerismo supo retribuircon la extensión por 40 años de la explotación de Cerro Dragón, el mayor de Argentina en manos privadas. Hoy, con Mauricio Macri en la Casa Rosada, el clima de negocios no podría ser el mejor y Bridas ha dado un salto hacia adelante. Lo mismo que BP, que ahora participará en el refinamiento de combustibles y en la venta minorista. “Hace 58 años que venimos invirtiendo en el sector energético en Argentina y en la región. Con la firma de este acuerdo se abre una nueva etapa integrándonos junto a nuestros socios”, dijo Alejandro Bulgheroni, presidente de Bridas Corporation. Desde BP, su jefe ejecutivo, Bob Dudley, opinó que “con las destrezas combinadas de BP y Bridas, PAEG podrá capitalizar las oportunidades de crecimiento y desarrollo en Argentina, Uruguay, Paraguay y México”.

La nueva compañía tendrá una participación del 18% en el mercado de la exploración y producción (upstream) y 15% refinación y comercialización (downstream) de Argentina. Bridas ya había anunciado una inversión de 1.500 millones de dólares en la ampliación de la refinería que tiene en Campana, 80 kilómetros al norte de Buenos Aires, sobre el río Paraná, en el que es “el proyecto más importante que se haya encarado en el sector de refinación en el país en los últimos 30 años”. En cuanto a la producción en pozo, según datos de la propia compañía,alcanzará 103.000 barriles diarios, contra los 226.100 barriles diarios que informó YPF en su balance de agosto. La producción de gas, en tanto, será de 20 millones de metros cúbicos, algo menos de la mitad de la registrada por la petrolera estatal. En cuanto a las reservas probadas, PAEG contará con el 41% de todo el petróleo de Argentina y 22% del gas.

 

Com El País

Seja o Primeiro a comentar on "Una fusión crea un gigante petrolero en Argentina en plena explosión del sector"

Deixe um comentário

Seu email não será publicado.


*