Testigo de accidente fatal se salvó de milagro: “Ayer volví a nacer”

En los videos de circuito cerrado que grabaron el momento del accidente fatal ocurrido en las intersecciones de Humaitá y Nuestra Señora de la Asunción entre las unidades de las líneas 20 y 12, se observa a una persona en la esquina que vio venir los dos vehículos.

“Me iba por Humaitá. Estaba yendo hacia Brasil para tomar el bus que me lleva a Villa Hayes. La línea 12 venía muy rápido y al ver dije: ‘estos van a chocar’. Porque no había visual. Los choferes no tenían visual”, rememoró el hombre de 36 años en una entrevista con la 970 AM.

Giménez siguió recordando el momento. “Empiezo a retroceder y doy dos pasos para atrás. Luego del impacto, la línea 20 viene encima de mí. Doy vuelta medio cayendo de espaldas. Me acuerdo que di dos o tres pasos. La línea 20 impacta contra mí pero los libros que tenía en la mochila amortiguaron el golpe”, dijo.

Luego del impacto el bus de la línea 20 fue hacia los vehículos y una palmera que ayudaron a amortiguar el golpe. “(Los autos y la palmera) me ayudaron para que yo pueda salir vivo de ahí. Gracias a Dios fue un milagro. Viendo pareciera que yo quedé bajo el colectivo”, expresó.

Sobre la responsabilidad de las empresas de transporte, tanto de la línea 20 como de la 12, dijo que nadie se comunicó con él. Dijo que anoche hizo su denuncia policial pero ya no pudo ir hasta la Fiscalía. Como tiene lesiones en el pie, fueron los padres de Giménez quienes hoy fueron hasta el Ministerio Público a formular el reporte correspondiente.

Óscar Giménez resulto con golpes en el brazo, en el tobillo y parte de la cadera, además de raspones que no fueron de gravedad. Sin embargo, los heridas en sus pies sangran por lo que debe guardar reposo.

El hombre, de 36 años, es de Villa Hayes y enseña en una escuela en Remansito. Vive con su pareja, una hija de 10 años y para diciembre está marcada la venida de un varón. Por sus heridas, el testigo no puede ir a enseñar y está obligado a pagar un reemplazo. Pese a los contratiempos, Giménez terminó la entrevista con un: “ayer volví a nacer”.

Tras el choque fallecieron Diego Arturo Suárez Martínez (31), chofer de la empresa Magno SA y Lady Belén Portillo Caballero (2) que viajaba en la unidad de la línea 20, con su padre.

 

Com HOY

Seja o Primeiro a comentar on "Testigo de accidente fatal se salvó de milagro: “Ayer volví a nacer”"

Deixe um comentário

Seu email não será publicado.


*