POLÍTICOS LIGADOS A NARCOS, EN LAS MÁS ALTAS ESFERAS

Políticos denunciados por sus supuestos vínculos con el narcotráfico fueron beneficiados con pasaportes diplomáticos en los últimos años. Con el documento en mano gozaban de varios beneficios, como los casi nulos controles. También aparecen corruptos confesos y cuestionados ministros de la Corte.

La entrega de pasaportes diplomáticos que tuvo lugar en los últimos cinco años benefició incluso a políticos denunciados por sus supuestos vínculos con el narcotráfico. Así queda en evidencia en los documentos a los que tuvo acceso ABC Color.

El diputado cartista por Amambay, Marcial Lezcano Paredes, recibió su pasaporte diplomático poco después de llegar al Poder Legislativo en 2013.

Luego, en setiembre de ese año, el legislador consiguió liberar a su hermano menor, el suboficial de Policía Águedo Ronaldo Lezcano de la cárcel. El uniformado fue detenido con una carga de cocaína vinculada al narco brasileño Luis Carlos Da Rocha, alias “Cabeza Branca”, y a Carlos Rubén Sánchez Garcete, alias “Chicharõ”, suplente de Marcial en la Cámara de Diputados.

Panadero millonario

Otro defensor y amigo de “Chicharõ” también recibió pasaporte diplomático en 2013. Se trata del diputado colorado por San Pedro Freddy D’Ecclesiis Giménez, quien pasó de cartista a abdista.

Investigaciones periodísticas y un informe de la Senad presentado ante el pleno del Senado en noviembre de 2014 vincula al diputado y su familia con redes de narcotráfico que operan hasta en Bolivia y Estados Unidos.

D’Ecclesiis empezó siendo un humilde panadero en Santaní y hoy es dueño de estancias y hasta pretendía construir una pista de aterrizaje en una de ellas.

La familia de la reina

La familia de la diputada cartista Cristina Villalba de Abente tiene un largo historial de denuncias de supuesta protección a narcotraficantes del departamento de Canindeyú, pero eso no impide que sus miembros viajen como representantes diplomáticos.

La legisladora consiguió su pasaporte diplomático poco después de llegar a la Cámara de Diputados por primera vez en 2013. Consiguió también los documentos legales de viaje de más alto rango para su esposo, Félix Antonio Abente Cabañas, y sus hijos, Silvia y Félix Eduardo.

Abente Cabañas estuvo preso por un caso de homicidio; mientras que Silvia consiguió un cargo con un jugoso salario en Itaipú Binacional.

Cristina Villalba era la madrina y protectora de “Neneco” Acosta, condenado por el asesinato del periodista de ABC Color Pablo Medina.

Abogados de narcos

Bernardo “Lalo” Villalba fue grabado mientras pedía aportes para su campaña política a “Capilo”, un jefe del Primer Comando Capital (PCC) en Paraguay. Este exjuez devenido en político y asesor de Horacio Cartes en la Cámara de Diputados durante el período pasado, también obtuvo pasaporte diplomático durante el gobierno al que fue leal.

Villalba fue abogado defensor de varios narcotraficantes, al igual que el también colorado Pedro Wilson Marinoni, que también recibió pasaporte diplomático.

Corruptos confesos

El exdiputado José María Ibáñez y su esposa Lorena Plabst no solo gestionaron documentos diplomáticos para sí, sino también para todos sus hijos. Ambos reconocieron haber utilizado de forma irregular dinero estatal para pagar a sus “caseros de oro”.

Otra legisladora bastante cuestionada que recibió pasaporte diplomática para sí es la libero-cartista Blanca Fonseca, quien extendió el beneficio a sus hijos.

Ministros de la Corte y sus hijos

Los ministros de la Corte Suprema de Justicia Raúl Torres Kirmser, Miguel Óscar Bajac, Myriam Peña, Gladys Bareiro de Módica no solo obtuvieron para sí los documentos diplomáticos, sino también para sus respectivas familias.

Una historia similar ocurrió con el titular del Tribunal Superior de Justicia Electoral, Jaime Bestard.

(Com ABC Color)

Seja o Primeiro a comentar on "POLÍTICOS LIGADOS A NARCOS, EN LAS MÁS ALTAS ESFERAS"

Deixe um comentário

Seu email não será publicado.


*