LOS SOBRINOS DE MADURO DETENIDOS EN EE UU ADMITEN INTEGRAR UNA RED DE NARCOTRÁFICO

Los dos sobrinos de la primera dama de Venezuela, Cilia Flores, acusados de intentar transportar 800 kilos de cocaína a Estados Unidos han admitido estar involucrados en una red de narcotráfico, según documentos judiciales. Los familiares del presidente venezolano, Nicolás Maduro, fueron detenidos el pasado noviembre en Haití por la policía haitiana y agentes de la Agencia para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por su siglas en inglés), que los trasladaron a Nueva York. Ambos podrían ser condenados a cadena perpetua.

Los documentos de la fiscalía, registrados el viernes en el tribunal federal de Nueva York que lleva el caso, incluyen sumarios de las entrevistas que agentes de la DEA hicieron, durante el vuelo desde Haití, a Franqui Francisco Flores de Freitas, de 30 años, y Efraín Antonio Campo Flores, de 29. Según los registros de la DEA, explicaron que planeaban obtener la cocaína de un individuo que la recibía de la guerrilla colombiana de las FARC.

Las autoridades estadounidenses creen que la mayor parte de la cocaína producida en Colombia se distribuye a Europa y EE UU desde Venezuela. La detención, que fue criticada por el Gobierno de Maduro, tuvo lugar en un momento de crecientes investigaciones de EE UU sobre el supuesto papel de altos cargos venezolanos en el narcotráfico de cocaína. En diciembre, la fiscalía estadounidense acusó de tráfico de drogas al jefe de la Guardia Nacional de Venezuela, Néstor Reverol.

El juicio a los dos familiares de Maduro, que están detenidos sin fianza, se iniciará en noviembre. Los dos se han declarado no culpables. Su defensa pide que no se tenga en cuenta su testimonio a los agentes de la DEA porque, esgrime, no entendían completamente sus derechos bajo la ley estadounidense de permanecer en silencio.

Los documentos judiciales muestran cómo los dos acusados estaban involucrados en un plan para tratar de transportar cientos de kilos de cocaína desde Venezuela hasta Honduras para trasladarla desde allí a Estados Unidos. La cocaína la iban a comprar narcotraficantes mexicanos que en realidad eran informantes de la DEA. Los documentos incluyen fotografías de un vídeo que, según la fiscalía, muestra a uno de los detenidos con un bloque de cocaína.

Los sobrinos de la primera dama hablaron en reuniones en Venezuela, Honduras y Haití de transportar la cocaína a EE UU mediante aviones privados. Flores de Freitas admitió que su objetivo era “ganar dinero” y que esperaban recaudar cinco millones de dólares en la primera carga, con una ganancia personal de 560.000 dólares. Según los fiscales, esperaban ingresar hasta 20 millones de dólares en una serie de cargamentos.

Los dos detenidos dijeron a los agentes estadounidenses que, por ser quienes eran, no necesitarían ayuda del Gobierno, policías o militares venezolanos para sacar la droga por avión desde Venezuela, según el diario The Wall Street Journal. También explicaron que sus guardaespaldas los ayudarían en la operación.

Según los registros, Campo dijo inicialmente a los agentes estadounidenses que el objetivo de la operación de narcotráfico era ayudar a financiar la campaña electoral de su tía, la primera dama venezolana. Pero más adelante se desdijo y explicó que su familia desconocía sus planes, que “lo matarían” si se enteraran y que en realidad lo hacía por “el dinero”.

Com El Pais

Seja o Primeiro a comentar on "LOS SOBRINOS DE MADURO DETENIDOS EN EE UU ADMITEN INTEGRAR UNA RED DE NARCOTRÁFICO"

Deixe um comentário

Seu email não será publicado.


*