La estrella del centro-derecha brasileño se mira en el espejo Macri

João Doria tiene un político ideal, un modelo “absolutamente inspirador” que se llama Mauricio Macri. El prefecto de São Paulo no ahorró elogios ni ocultó su admiración hacia el presidente argentino tras una reunión a solas en la Casa Rosada que duró casi una hora. Es cierto que la carrera política de Macri no puede ser más inspiradora para Doria. El argentino es empresario, millonario y dos veces alcalde de Buenos Aires y desde ese puesto se convirtió en Presidente. La llegada al poder de Macri en diciembre de 2015 supuso el fin de 12 años de krichnerismo, “años de populismo como lo fueron los del Partido de los Trabajadoresen Brasil”, dijo Doria durante un encuentro con la prensa. El prefecto no quiso definir si será o no candidato en 2018, una decisión que tomará después de febrero, pero dejó en claro que si alguna vez llega al Palacio Planalto mirará hacia Macri, con quien se definió en absoluta sintonía política. “Nuestras ideas son absolutamente iguales, sin retoques”, dijo.

El encuentro entre Macri y Doria en la Casa Rosada no tiene antecedentes. La regla dice que los alcaldes visitantes se reúnen con los alcaldes locales, y no más. Por eso Doria viajó a Buenos Aires para reunirse con su par de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, con quien intercambió experiencias relacionadas con el transporte urbano. El salto al despacho presidencial fue idea de Rodríguez Larreta, según él mismo aclaró a los periodistas. “Fue una cuestión de cortesía, algo normal cuando nos visita el alcalde de una ciudad tan importante”, dijo el argentino. “Me recibió muy bien, fue amable y hablamos durante casi una hora de temas municipales, de privatizaciones, de cómo achicar el Estado, sobre el programa de reforma del trabajo aprobado en Brasil y que Macri viene desarrollando en Argentina”, resumió Doria.

El brasileño definió a Macri como “una buena referencia de liderazgo en América Latina”, un empresario “modernizador” que, como él, viene del sector privado y por eso “odia la burocracia” y tuvo una “actitud firme” para combatirla. Doria, aclaró, sin embargo, que no tiene intención de “imitar el programa de construcción de imagen de Macri”. Respondió así a una pregunta referida a la eventual contratación para su campaña del ecuatoriano Jaime Durán Barba, el gurú electoral que ha convertido a Macri en Presidente. Tampoco creará un partido propio como el PRO, la sigla que permitió a Macri no depender de los dos partidos tradicionales argentinos: el peronista y el radical. “No tengo intención de hacer política fuera de mi partido. Soy del PSDB y pretendo permanecer dentro del PSDB”, dijo.

La aclaración fue la respuesta a una consulta sobre su relación con su mentor político, el gobernador Geraldo Alckmin, en carrera por representar al partido en las próximas presidenciales. Doria dijo que aún no es tiempo de hablar de candidaturas, porque eso sería una “indelicadeza con el gobernador”. “No tomé ninguna decisión”, dijo, y no descartó incluso que pueda haber una candidatura conjunta. Sobre su otro eventual oponente, el ministro de Economía, Henrique Meirelles, reiteró la recomendación que le envió durante la semana: “Es un buen ministro de Hacienda, con una posición sensata y firme, y por eso no sería conveniente que se dejase contaminar por la carrera electoral ahora. Respeto su deseo de ser candidato, él tiene ese derecho, pero no debería manifestarlo ahora, sino tal vez en enero. Y, en ese caso, deberá desligarse de su cargo de ministro”.

Sobre el presidente Michel Temer, envuelto este jueves en una nueva denuncia de corrupción lanzada por el procurador general, Rodrigo Janot, dijo que el caso no parece representar “algo tan innovador como para comprometer al presidente”. “Es preciso esperar”, dijo

Si Macri es el modelo que inspira a Doria, el expresidente Lula da Silva es el antimodelo. El prefecto dijo que Argentina tuvo a su Lula en Cristina Fernández de Kirchner, y que ha sido Macri quien puse fin a lo que consideró una grave crisis en Argentina. A Lula, en tanto, lo consideró “una mentiroso contumaz, una mente criminal” que, tarde o temprano, la justicia brasileña pondrá en su lugar.

Seja o Primeiro a comentar on "La estrella del centro-derecha brasileño se mira en el espejo Macri"

Deixe um comentário

Seu email não será publicado.


*