HURACÁN MARÍA EN PUERTO RICO: POR QUÉ EL NÚMERO DE VÍCTIMAS PASÓ DE 64 A CASI 3.000 MUERTOS

La cifra oficial de muertos en Puerto Rico por el huracán María pasó a ser casi 50 veces mayor de lo que se publicó inicialmente

Las autoridades del territorio estadounidense comunicaron este martes que 2.975 personas fallecieron como consecuencia de la devastadora tormenta que azotó la isla en septiembre de 2017.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, “aceptó” las conclusiones de un informe de investigadores de la Universidad George Washington de Estados Unidos que multiplicó por 46 la cifra de 64 víctimas mortales admitidas hasta ahora.

El estado libre asociado de EE.UU., que ha tenido serios problemas para reparar su infraestructura y red eléctrica tras la tormenta, pide al Congreso US$139.000 para trabajos de recuperación.

“Estoy dando orden de actualizar el número oficial de muertes a 2.975”, dijo Rosselló en una conferencia de prensa. “Aunque esta es una estimación, tiene una base científica”.

En un comunicado, la Casa Blanca dijo que el gobierno federal apoyó los esfuerzos del gobernador para “garantizar una completa rendición de cuentas y transparencia en las muertes” en el huracán del año pasado.

El presidente Donald Trump recibió en su día comentarios negativos por elogiar la respuesta federal en Puerto Rico tras el huracán.

Sus críticos aseguraron que mostró más preocupación por los residentes en Texas y Florida tras ser también alcanzados por los huracanes.

¿Por qué este cambio en las cifras?

Las autoridades se enfrentaron a casi un año de críticas por declarar de forma insuficiente el verdadero número de muertos tras María, la tormenta más poderosa que azotó la región en casi 90 años.

Hasta ahora, la cifra oficial era de 64, a pesar de que la isla había reconocido previamente que el número de muertos era probablemente mucho mayor.

Tras el desastre, algunos expertos estimaron incluso unas 4.600 muertes.

La cifra inicial de muertos fue dada a conocer tras contabilizar a las personas aplastadas por estructuras derrumbadas, que habían fallecido ahogadas o que habían sido golpeadas por escombros.

Tras conocer el informe de la Universidad George Washington que el propio Rosselló había encargado, el gobernador declaró al diario El Nuevo Día: “Esto demuestra la magnitud de la catástrofe”.

Preguntado por el motivo por el que su gobierno fue incapaz de reconocer un número más alto de muertes, Rosselló respondió: “No soy perfecto. Cometo errores”.

El gobernador destacó otra de las conclusiones del informe que apunta a que los médicos “carecían de conocimiento” sobre cómo certificar adecuadamente las muertes causadas por desastres naturales.

“La responsabilidad de atribuir la causa de las muertes recayó en los médicos”, dijo Rosselló al periódico de mayor difusión en la isla.

“Pero, desafortunadamente, no hubo un proceso formal para prepararlos para este tipo de devastación”.

“En ese momento, ese era el número [de fallecidos] que teníamos y hoy tenemos la evidencia que indica que el número fue definitivamente más alto”, agregó.

¿Qué dice el informe?

Los investigadores que participaron en el estudio identificaron el número de muertos utilizando certificados de defunción y otros datos de mortalidad entre mediados de septiembre de 2017 y mediados de febrero de este año.

Muchas personas fallecieron como resultado de la falta de atención médica, de electricidad y agua potable.

Los frecuentes cortes de energía también provocaron un gran número de muertes por diabetes y septicemia.

La isla caribeña es hogar de 3,3 millones de ciudadanos estadounidenses, de los cuales el 8% abandonó la isladurante el período analizado.

El estudio también concluyó que las personas de origen más pobre en Puerto Rico tenían un 45% más de probabilidades de haber perdido la vida después del huracán.

El gobernador dijo que firmaría una orden ejecutiva para crear un comité que examine y ponga en práctica las recomendaciones del informe.

La respuesta de EE.UU. al desastre

Puerto Rico continúa sufriendo los efectos de esta devastadora tormenta, con residentes que todavía sufren apagones, infraestructura dañada y falta de servicios.

El huracán María causó el mayor apagón en la historia de Estados Unidos, según la consultora de investigación Rhodium Group.

Está clasificado como el tercer ciclón económicamente más costoso en la historia del país desde 1900.

Sin embargo, su número de víctimas mortales es mayor que el considerado más costoso: el huracán Katrina en 2005, con una estimación de 1.833 muertos.

El nuevo estudio plantea preguntas sobre la idoneidad de la respuesta del presidente estadounidense Donald Trump al desastre.

Durante una visita el pasado mes octubre, Trump les dijo a las autoridades locales que deberían estar “orgullosos” de que el número de muertos -en ese momento, de solo 16- no era tan alto como los de “una verdadera catástrofe” como la ocasionada por Katrina.

(Com BBC News)

Seja o Primeiro a comentar on "HURACÁN MARÍA EN PUERTO RICO: POR QUÉ EL NÚMERO DE VÍCTIMAS PASÓ DE 64 A CASI 3.000 MUERTOS"

Deixe um comentário

Seu email não será publicado.


*