Experto en campaña sucia opera para Abdo: revelan su “forma de trabajar”

El equipo político del presidenciable Marito Abdo Benítez habría contratado al asesor JJ Rendón, conocido en la política y la asesoría comunicacional como el experto en llevar a cabo campañas sucias, ya que es consultor especialista en rumorología para destruir la imagen del contrincante.

En la disidencia se habría contratado a un experto en guerra sucia para asesorar al precandidato disidente a la Presidencia de la República, Mario Abdo Benítez, quien actualmente compite dentro del coloradismo contra el oficialista Santiago Peña.

Se trata del asesor JJ Rendón, quien posee antecedentes con la mafia en Colombia, al realizar una mediación entre Juan Manuel Santos y emisarios del narcotráfico que buscaban un sometimiento con la justicia en 2011, lo cual desató un escándalo político. El capo Javier Antonio Calle Serna, alias Comba, le dijo a la Fiscalía que varios narcos hicieron una ‘vaca’ de US$12 millones que le entregaron a Rendón para que cabildeara esta propuesta. Rendón negó esta acusación.

En la web se destaca que Rendón es un experto en marketing político, asociado en un grupo de iguales con sede en Miami y vinculado a la FIU (Universidad de la Florida), y que aparece involucrado en presuntas estafas políticas electorales tanto en Venezuela como en México.

“J.J. Rendón es el rey de la propaganda negra, de la desinformación, del rumor como arma de propaganda política de desprestigio para aniquilar a los contrincantes de oposición y del mismo partido político. Del rumor que anticipa algo que puede ocurrir, como también puede precipitar hacia una versión falsa y trasciende, generado en ocasiones según la perversidad de quien lo transmite o el morbo del que lo repite. J.J. Rendón es un especialista en la siembra de rumores para modificar tendencias de opinión en situaciones electorales”. De esta manera es descrito el especialista.

Su trabajo está rodeado de términos como “homosexual”, “narcotraficante”, “pederasta”, “drogadicto”, “violador”, etc. que endilga (como rumor) en las campañas a los adversarios políticos de sus clientes, o también aparecen falsas historias perversas y fotomontajes a Internet.

El aludido aseguró que siempre actúa legalmente. En una entrevista dijo: “Si todo es dentro de la ley, no tengo escrúpulos”.


VARIOS EXPERTOS INTERNACIONALES EN PY

Eduardo Valiente, propietario del Taller para Políticos (firma paraguaya de entrenamiento y formación política para jóvenes y líderes de Latinoamérica), habló con HOY sobre la presencia de asesores extranjeros en nuestro país y al respecto indicó que es una constante la venida de estos para las campañas grandes, ya que poseen mayores experiencias al estar de forma constante en proselitismo en diversos países.

“Acá en Paraguay hay viejos conocidos asesores que trabajaron para los partidos tradicionales, como Jaime Durán Barba, que trabajó para el argentino Mauricio Macri, el español Antonio Solá, para Efraín Alegre, y el argentino Carlos Fara, quien trabajó para Patria Querida”, detalló.

Sin embargo, aseveró que no desmerita el nivel de los consultores nacionales, ya que existen algunos de mucho renombre. En ese sentido nombró a Augusto Dos Santos, sobre quien dijo que “es un consultor de clase A, puede estar al nivel de los demás consultores internacionales”.

Con relación a la figura de Rendón, afirmó que es uno de los consultores más requeridos en las campañas presidenciales, atendiendo cómo trabaja. “Tiene el mote de ser el monje negro de un consultor especialista en rumorología, para hacer correr un rumor negativo contra un contrincante. Él disparó su popularidad cuando un político le denunció por haberle dicho que iba a quemar su imagen. Eso se hizo público y consiguió más clientes; la gente lo contrata para quemar a la otra persona”, explicó.

El entrevistado sostuvo que Rendón, quien siempre está vestido de negro, tuvo como clientes recientes a Juan Manuel Santos y a Enrique Capriles.

En un apartado, Valiente resaltó que el 3 y 4 octubre lanzarán la Sociedad Paraguaya de Consultores Políticos (Sopacop), de modo a fortalecer la profesión. “Nadie es profeta en su tierra”, comentó al preguntarsele cuál es el principal inconveniente y señaló que el movimiento está siendo impulsado por 26 personas que trabajan en cada área específica. “Estamos dispersos a nivel nacional. Somos pocos, porque es una profesión de élite”, aclaró.

“SI YO FUERA CANDIDATO HOY, ELEGIRÍA A ROBERTO IZURIETA”

A su vez, el citado Dos Santos expresó a la redacción que no hace distinción alguna entre asesores extranjeros y locales, porque cada uno aporta su mirada a los procesos. “Yo haría algo más inteligente, si tuviera recursos escogería al mejor asesor internacional y lo pondría a trabajar con el mejor ‘campanólogo’ local. A mí no me gusta cuestionar ‘lo extranjero’ porque sería un gesto de inferioridad y ya me ha tocado también asesorar en el exterior y -como diría la canción- ‘no me gusta que me llamen extranjero’”, argumentó.

“Las estrategias para ganar una guerra electoral son las mismas en Nueva York que en Kurusú de Hierro, solo cambia el escenario. Un asesor internacional tiene además el plus de aportar su prestigio y una mirada de distancia que es fundamental para el éxito de una campaña. Si yo fuera candidato hoy, elegiría a Roberto Izurieta de la Universidad George Washington, hizo una estupenda campaña en el 2013 para la victoria de Horacio Cartes, es impecable con la lectura de los números y eso es fundamental”, refirió.

En cuanto a cifras de cobros, el experto indicó que existen muchos mitos al respecto, ya que, por lo general, los asesores internacionales ganan bien y eso es lo que se merecen porque son comandantes en una guerra cuyo ganador terminará siendo el hombre más poderoso de ese país por cinco años. “Cobran caro para el promedio local, pero tampoco – como exagera – te cobran 50 mil dólares por una charla de café, hay mucho mito allí”, indicó.

A su parecer, la calidad del crecimiento de los procesos de asesoría, política, comunicacional y de gestión “es impresionante en el Paraguay”, atendiendo que existe buena gente y muy capaz. Con esto, Paraguay empieza a ser un mercado competitivo en el que el factor fundamental es la confianza de la clase política. “Un asesor termina haciendo cosa tan variadas como diseñar un discurso, recomendar un color de corbata o ayudar en el diseño de una buena conspiración. La mayor parte de estas cosas se aprenden en esa Universidad que es la política”, puntualizó.

 

Com HOY

Seja o Primeiro a comentar on "Experto en campaña sucia opera para Abdo: revelan su “forma de trabajar”"

Deixe um comentário

Seu email não será publicado.


*