EL GOBIERNO BUSCA UN CAMBIEMOS SIN GRIETAS: CONVOCA A LOS RADICALES REBELDES

El jefe de gabinete, Marcos Peña, invitó por separado a la Casa Rosada a Ricardo Alfonsín y Federico Storani

El Gobierno parece haber asumido que el escenario electoral se plantea muy complicado para la reelección de Mauricio Macri, producto de la crisis económica y la serie de índices negativos que viene difundiendo el Indec, y que necesita de un Cambiemos sin grietas para afrontar los comicios generales.

Producto de ese cuadro -que no da lugar a otra lectura- es que el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, convocó para la próxima semana a dos de los dirigentes radicales más críticos de la gestión de Macri. Ricardo Alfonsín y Federico Storani.

Ambos “boina blancas” hasta ahora eran ignorados por la Casa Rosada, que siempre prefirió que los interlocutores del radicalismo fueran los gobernadores Alfredo Cornejo, Gerardo Morales y Gustavo Valdes; y a veces Ernesto Sanz, quien si bien manifestó su alejamiento de la política, todavía acude a algunos encuentros con funcionarios del Gobierno.

Según supo Clarín, la necesidad de Peña era reunirse con ambos “cuánto antes”, pero problemas de agenda de los radicales postergaron el encuentro para la semana próxima. En verdad, Peña se reunirá con ellos por separado. El martes al mediodía con Storani, vicepresidente segundo de la UCR, y con Alfonsín el miércoles por la tarde.

Los dirigentes de la UCR vienen de reunirse en varias oportunidades -este martes y dos semanas atrás- con Roberto Lavagna, que se pasea como candidato presidencial por Alternativa Federal, aunque no se haya lanzado formalmente.

De hecho Alfonsín opinó este miércoles sobre los anuncios económicos del Gobierno, con el tono crítico que viene sosteniendo en los últimos tiempos: “Si al inicio hubieran advertido que el esfuerzo, además de compartido, debe ser equitativo,y que para ello hace falta política además de mercado, estas medidas serían innecesarias, y muchas penas se hubieran evitado”.

No hace mucho tiempo atrás, en febrero, el hijo del ex presidente aseguraba que “no son las críticas, sino la frustración de los argentinos por las políticas de este gobierno lo que allana el camino al regreso del pasado”.

Por su parte Storani, veinte días atrás aseguraba que Macri no es el “mejor candidato para Cambiemos” y advertía sobre una posible ruptura en el frente oficialista: “No puedo asegurar que Cambiemos llegue a fin de año. Hoy es sólo una alianza electoral”.

A quien Jefatura de Gabinete no convocó fue al presidente de la Convención radical, el también crítico Jorge Sappia, ni tampoco a Juan Manuel Casella, los otros dirigentes que compartieron el encuentro con Lavagna junto a Alfonsín y Storani.

“Nunca me llamaron, debe ser porque soy del interior”, ironizó Sappia, que por otra parte puso un manto de sospecha sobre la realización de la Convención radical para ratificar la alianza de la UCR con Cambiemos.

“Me cansé de mandarle emails y notas a Cornejo -titular del partido- para decirle que nos reunamos para organizar el encuentro”, afirmó Sappia. Quien tiene que convocar a la convención es el presidente de la UCR, que además de ordenar el financiamiento del cónclave.

(Com Clarín)

Seja o Primeiro a comentar on "EL GOBIERNO BUSCA UN CAMBIEMOS SIN GRIETAS: CONVOCA A LOS RADICALES REBELDES"

Deixe um comentário

Seu email não será publicado.


*