EL EMBAJADOR DE EE.UU. DIJO TRUMP APOYA A MACRI EM ESTOS “TIEMPOS DIFÍCILES”

Con gran asistencia se celebró la fiesta de la Independencia. El embajador Edward Prado enfatizó que el presidente de EE.UU. apoya el trabajo que está llevando adelante Macri.

Edward Prado debutó este martes como anfitrión de la fiesta de la Independencia de los Estados Unidos en la residencia de su país en Buenos Aires. El primer y flamante embajador de la administración de Donald Trump en la Argentina llegó en misión hace casi dos meses y como viene haciéndolo desde el primer día, recordó que el mandatario estadounidense “apoya el trabajo que está haciendo el presidente Macri”. Y agregó: “Yo sé que son tiempos difíciles, pero la economía tiene que mejorar y nosotros tenemos fe de que Argentina debe seguir y ser el país que debe de ser. Un país con influencia en el mundo”.

Al preguntársele la razón de los “tiempos difíciles” que marcó, se sinceró como muchos de los casi mil invitados comentaban: son tiempos difíciles “por la inflación, porque la cuestión económica es algo que tienen que arreglar y porque tienen algunos cambios que hacer”, señaló Prado en un apartado con los periodistas después de su discurso en el Palacio Bosch que este año cumplió cien años de existencia. “Yo sé que es difícil no es fácil la solución al problema, pero las cambios que está haciendo el presidente Macri van en la dirección que tienen que tener.

Ex juez, nacido en San Antonio, Texas, Prado estuvo en todo momento acompañado por su esposa María, y por Tom Cooney, el encargado de negocios que estuvo en todo este último año al frente de la embajada, Prado dijo este martes que el presidente Trump tiene entre sus planes venir a la Argentina para la cumbre de líderes del G20 que se hará en la Argentina el 30 de noviembre y 1 de diciembre. Y consultado también sobre el proteccionismo de Trump que ha causado tantos problemas entre los aliados de Estados Unidos, dijo que dichas medidas no estaban dirigidas a la Argentina. Sin embargo varias de ellas, como el aumento de los aranceles al biodiésel, afectan al país directamente. Prado prometió que desde su embajada trabajará para que lleguen más inversiones a este país, donde hay medio millar de empresas estadounidenses.

El embajador, que tiene mucho sentido del humor y habla fluido español por ser de origen latino, recordó que antes de llegar en misión a la Argentina vino varias veces como magistrado, y que en ese tren, recorrió buena parte del país. Llegar como embajador “es un sueño y un honor”, remarcó. Calificó las administraciones de Trump y Macri como el fruto también de una relación de dos presidentes que se conocen “hace mucho tiempo”. Y la amistad de ellos “es muy muy fuerte”.

Las fiestas por el 4 de julio de los Estados Unidos -donde este viernes es feriado- convocan siempre multitudes y por lo general son temáticas. En ocasión de los cien del majestuoso Palacio Bosch, donde reside el embajador, se eligió como tema la era del Charleston. Por cierto, las invitadas estaban enfundadas con vestidos y vinchas con plumas de época, con sus polleras típicas de los años veinte. Los hombres con chalecos y boinas. Para ellos se les instaló una carpa en la que los invitaban a bailar puro jazz, y tenían uno de esos típicos bares clandestinos a los que se accedía diciendo la contraseña “Gatsby”, por El gran Gatsby, del emblemático Francis Scott Fitzgerald. Entre los invitados del Gobierno, apareció la ministra Patricia Bullrich (Seguridad), Mariano Federici, de la Unidad de Información Financiera, que conversaba con un ex aliado de Macri, el economista Carlos Melconian. También estaba Claudio Avruj, secretario de Derechos Humanos de la Nación y Santiago Cantón, (Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires). También se vieron figuras como el presidente de la Fundación Diálogo Argentino Americano, Luis Ruvira, algunos rugbiers de los Pumas, embajadores y diputados que se fueron raudamente al velorio de la mamá del presidente de la Cámara de Diputados. De la justicia estaban la jueza de la Corte de Justicia Elena Highton de Nolasco. Y los jueces Claudio Bonadio, Sebastián Casanello y Julián Ercolini.

Prado llegó al paìs en la primera semana de mayo. Fue justo cuando el Gobierno anunciaba su regreso al FMI para pedir un rescate en medio de las turbulencias financieras que vienen golpeando las monedas de los países emergentes pero con más dureza el Argentino. Por aquellos días el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne viajaba a Washington, para tejer las negociaciones.

Desde entonces sólo hubo señales del gobierno de Trump para con el de Macri, en especial a las reformas de la economía que el líder de Cambiemos vienen intentando con numerosos sobresaltos desde que asumió en diciembre de 2015.

Lo hizo Prado, que a horas de llegar que le dijo al canciller Jorge Faurie que iba a trabajar “no sólo para representar los intereses de Estados Unidos en el país sino también para ser un puente y explicar a la Argentina en Estados Unidos”. Y días antes el primero en salio fue el subsecretario del Tesoro de los Estados Unidos para Asuntos Internacionales, David Malpass, que se reunió con Dujovne en aquel viaje en el que se conoció la marcha del gobierno ante el FMI.

Malpass reiteró su “firme apoyo al programa de reforma orientado al mercado de la administración Macri para promover el crecimiento impulsado por el sector privado”. Y destacó que el programa oficial del macrismo de fortalecer la política fiscal eran las correctas para lograr “acciones decisivas” que bajen la inflación en la Argentina. Por cierto, el funcionario apoyó la negociación ante el FMI, siendo Estados Unidos uno de los principales actores dentro del Fondo.

(Com Clarín)

 

Seja o Primeiro a comentar on "EL EMBAJADOR DE EE.UU. DIJO TRUMP APOYA A MACRI EM ESTOS “TIEMPOS DIFÍCILES”"

Deixe um comentário

Seu email não será publicado.


*