DUROS CRUCES ENTRE EL GOBIERNO Y SUPERMERCADOS POR LA INFLACIÓN

Tres ministros del Poder Ejecutivo se reunieron con los supermercados para hablar de suba de precios, la situación de los lácteos y aceites. Si bien todos caracterizaron al encuentro como “de rutina” y “amable”, hubo desacuerdos en varios de los temas conversados.

El ministro de Hacienda y Finanzas. Alfonso Prat Gay, les manifestó a los dueños de las góndolas su disgusto por las remarcaciones recientes en los comestibles. “Hubo diferentes posturas”, concedieron los supermercadistas.

El ministro de Producción, Francisco Cabrera, les pidió a los supermercados que “transparenten” los precios, ya que los importes que pagan los consumidores (con descuentos) no son los que refleja el Indec, y esto afecta a las cifras de inflación. El ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile planteó que las cadenas tienen que mejorar sus plazos de pago en la industria láctea.

Las cadenas no están compitiendo por precios, sino que están compitiendo por promociones“, le endilgaron los funcionarios a las empresas. “El 40% de lo que compran los consumidores es con descuentos y rebajas. Esto impacta en la suba del índice de inflación“, sostuvieron los funcionarios.

Con los mecanismos de descuentos en la segunda unidad o recursos similares, los supermercados logaron que una parte importante de sus ventas se hagan con rebajas. Sin embargo, para las mediciones del Indec, se utilizan los precios de listas. Y esos importes son más elevados, con el consecuente impacto sobre la inflación.

Según las cadenas, los incrementos no están siendo generados por ellos, sino que les vienen de los principales proveedores. Así se llegó a otro desacuerdo sobre la situación de los tamberos.

Los responsables de las cuestiones agropecuarias (Buryaile, acompañado por la subsecretaria de Alimentos y Bebidas, Mercedes Nimo) vincularon a los supermercados con los problemas que sufren los tamberos en su cadena de pagos, algo que los súper negaron.

A las empresas les pagamos a los 30 días de entregada la mercadería, a los 35 días a lo sumo“, se defendieron los supermercadistas, que le pidieron a Agricultura que pose su mirada sobre las usinas lácteas, como Mastellone y SanCor. “Ellos manejan la relación con los tamberos“, le dijeron los ejecutivos de las empresas a los supermercados.

Pero en el Gobierno no quedaron satisfechos con esa explicación e insistieron en que los súper deben mejorar los plazos de pago. Según los allí presentes, la diferencia entre el Gobierno y los super en esta categoría quedó lejos de saldarse. El secretario de Comercio Miguel Braun también estuvo en ese debate.

Los aceites que se venden en supermercados tendrán un aumento de precios y eso provocó un aluvión de demanda. El Gobierno acordó con la industria y las cadenas para que los incrementos sean paulatinos, pero el tema se seguirá monitoreando y también estuvo en el diálogo de ayer. El ministerio de Producción también manifestó preocupación por importaciones en la carne porcina en la región patagónica.

Daniel Fernández (Carrefour), Guillermo Calcagno (Coto), Nicolás Braum (La Anónima), Carlos Corro (Cencosud), Hernán Carboni (Walmart), Federico Koron (Día) José Bruno (Josimar) fueron los representantes de los super en el encuentro.

Com Clarin

Seja o Primeiro a comentar on "DUROS CRUCES ENTRE EL GOBIERNO Y SUPERMERCADOS POR LA INFLACIÓN"

Deixe um comentário

Seu email não será publicado.


*