CHICANAS Y BLINDAJE LEGISLATIVO SALVAN POR AHORA A CUESTIONADOS DIPUTADOS

Varios diputados encabezados por el propio presidente de la Cámara Baja, Miguel Cuevas (ANR, Añetete), apelan a chicanas para dilatar al máximo sus procesos. Gozan de impunidad y además del blindaje de sus colegas. Por esta situación se frenaron pérdidas de investiduras y pedidos de desafueros. En la lista hay colorados y liberales

El proceso en contra del titular de Diputados no avanza. Cuevas está investigado por supuesto enriquecimiento ilícito y lesión de confianza por irregularidades detectadas en el gobierno anterior, cuando se desempeñaba como gobernador de Paraguarí.

Cuevas repartió, sin establecer ningún criterio, G. 3.000 millones para aumentazos de su entorno y recomendados de sus aliados en la Cámara Baja. Por esto, un grupo de diputados opositores planteó una resolución de pérdida de confianza en su contra, la cual nunca prosperó por falta de votos.

El diputado Tomás Rivas (ANR, cartista) también apela a chicanas para evitar que la investigación sobre sus “caseros de oro” avance. La Cámara Baja no le ha retirado la inmunidad parlamentaria a pesar de que el Tribunal de Apelaciones en lo penal recientemente confirmó el pedido de desafuero, notificación que se sigue aguardando en Diputados para desaforarlo, según había señalado el mismo líder de la bancada cartista, Basilio “Bachi” Núñez.

El ahora exdiputado José María Ibáñez (ANR, Añetete) también estuvo imputado por un caso de “caseros de oro”. Pagaba a sus empleados particulares con dinero público. En agosto del año pasado se vio forzado a renunciar a su banca pese al blindaje que sus colegas le dieron al archivar su pérdida de investidura. En aquella oportunidad solo bastó la presión ciudadana.

Esteban Samaniego (ANR, Añetete) está investigado por un supuesto faltante de G. 10.000 millones de cuando era intendente de Quyquyhó (Paraguarí). Su caso tampoco avanza.

Otro diputado investigado es Justo Zacarías Irún (ANR, cartista), por supuesto enriquecimiento ilícito cuando se desempeñaba como gobernador de Alto Paraná.

El diputado Carlos Portillo (PLRA, efrainista) está acusado por supuesto tráfico de influencias. Habría solicitado una coima de US$ 3.000 a cambio de conseguir una resolución favorable.

El diputado operó fuertemente para que su pérdida de investidura no sea tratada en Diputados. No solo goza de la protección de una mayoría de sus correligionarios efrainistas sino del propio movimiento Colorado Añetete, ya que gracias a su voto, Cuevas pudo ser electo en julio del año pasado como presidente de la Cámara.

Recientemente, remitieron a una comisión especial la ley antichicana, dilatando más su tratamiento y manteniendo la “herramienta” para que los diputados salpicados por hechos de corrupción la sigan utilizando.

(Com ABC Color)

Seja o Primeiro a comentar on "CHICANAS Y BLINDAJE LEGISLATIVO SALVAN POR AHORA A CUESTIONADOS DIPUTADOS"

Deixe um comentário

Seu email não será publicado.


*