Argentina, Uruguay y Paraguay oficializan su candidatura conjunta al Mundial 2030

“Hemos ratificado este compromiso y se lo hemos planteado al presidente de la FIFA”. Así fue como el argentino Mauricio Macri comunicó la intención de organizar el Mundial de Fútbol 2030 junto con Uruguay y Paraguay, en ocasión del centenario del primer torneo de la historia, jugado en Montevideo. Se trata de la primera vez que tres países se ofrecen a organizar juntos una copa de mundo. El anuncio se hizo en la Casa Rosada, en un acto del que participaron los tres mandatarios luego de un almuerzo que mantuvieron junto a Gianni Infantino.

“Si nos dan la oportunidad vamos a ser grandes anfitriones, porque si hay algo que sobra en esta parte del mundo es pasión futbolera”, sostuvo Macri ante la atenta mirada de dirigentes del fútbol y cargos de su gobierno. El 31 de agosto pasado, los jugadores Lionel Messi y Luis Suárez saltaron al campo de juego del estadio Centenario de Montevideo enfundados en dos camisetas que formaban la leyenda 2030, antes del partido por las eliminatorias. Ese fue el primer gesto de un proyecto que nació en la cabeza del mandatario uruguayo Tabaré Vázquez hace varios meses atrás.

“Cuando se lo propuse al presidente Macri tardó menos de 40 segundos en aceptar”, reveló Vázquez, “posteriormente surgió la posibilidad de que Paraguay se integre”. El paraguayo Horacio Cartes, por su parte, agradeció la posibilidad de integrar el comité de organización y opinó que “los argumentos de 100 años del primer campeonato en Uruguay vuelven al proyecto muy atractivo. Será en Asunción la primera reunión de trabajo, a principios de noviembre. Allí se establecerá, entre otras cosas, cuantas sedes le tocará a cada país, aunque Macri adelantó que serán dos o tres estadios entre Paraguay y Uruguay y unos seis u ocho en Argentina.

La visita de Infantino

“La nueva FIFA necesita una AFA fuerte”. El juego de siglas y palabras pertenece al mandamás del fútbol mundial, Gianni Infantino, quien realizó una visita relámpago por Buenos Aires, “un país y una ciudad”, dijo, “que escribió muchísimas de las páginas más emocionantes, no de la historia, sino de la leyenda, del mito del futbol”. La escueta ceremonia organizada en la sede de la  Asociación del Fútbol Argentino (AFA), y de la que también fue parte el titular de la Confederación Sudamericana de Fútbol, Alejandro Domínguez, sirvió para celebrar los 180 días de gestión del presidente de casa argentina, Claudio ChiquiTapia, el primero elegido en forma democrática, tras un reinado de 35 años del fallecido Julio Grondona.

La cumbre futbolera en Buenos Aires entre los dirigentes del fútbol y los tres presidentes sudamericanos estaba prevista para fines de agosto. Iba a ser en Colonia y serviría para presentar en forma oficial la candidatura tripartita al Mundial 2030. Sin embargo, los organizadores prefirieron postergarla para cuando la agenda de Infantino lo permitiera. Todo quedó en aquella muestra de intención que corrió por cuenta de Messi y Suárez.

Este miércoles, Tapia ofició de anfitrión, agradeció las visitas y remarcó que se trató de un día “especial para el futbol argentino”. “Hemos iniciado un camino de reconstrucción de nuestra querida AFA y su presencia (por Infantino) es importantísima, porque ha sido árbitro en un momento muy difícil de nuestra existencia”, dijo Tapia en referencia a la intervención que sufrió la institución en junio de 2016 y que dio origen a la polémica Comisión Normalizadora que gobernó hasta marzo de este año. “La Asociación del Futbol Argentino se pone al servicio del futbol mundial”, cerró el actual presidente.

Domínguez, la cara más visible de la intención de Paraguay para formar parte de la organización del mundial, recordó que “estamos en la tierra del Diego, la historia del fútbol mundial se escribió con los aquí presentes”, en alusión a los campeones mundiales de 1978 y 1986, presentes en el lugar y entre los que se destacaban Alberto Tarantini y Oscar Ruggeri. “Cuando uno viene a Argentina viene a la catedral del futbol del mundo”, elogió el titular del futbol sudamericano.

Luego, si, fue el turno de Infantino, quien en un español por demás aceptable aprovechó para saludar a su gran amigo: “Diego Maradona, estoy aquí, en Argentina. Le quiero dar un fuerte abrazo desde su país”.

El presidente de la FIFA no esquivó el tema de la intervención, y recordó que “desafortunadamente, Argentina pasó momentos muy malos en términos administrativos en los últimos años, pero en un país como Argentina está la fuerza, la pasión y el corazón para trabajar en serio por el desarrollo del fútbol. Sois Argentina y tienen que estar orgullosos de ser Argentina. La AFA puede hacer mucho por el futbol mundial. No solo puede, debe. Debe ser un ejemplo, no solo con los jugadores que juegan en las canchas como Messi y sus compañeros sino las ligas, los árbitros, las mujeres”.

 

Com El País

Seja o Primeiro a comentar on "Argentina, Uruguay y Paraguay oficializan su candidatura conjunta al Mundial 2030"

Deixe um comentário

Seu email não será publicado.


*