Ciudad del Este: PARTE DEL LAVADO DE DINERO DEL LAVA JATO BRASILEÑO SE HIZO EN PARAGUAY.

Documentos del Lava Jato y del caso Odebrecht confirman que parte del lavado de dinero se hizo en nuestro país. El escándalo salpica incluso al “hermano espiritual” del propio presidente Cartes y podría tener derivaciones si se investigan conexiones políticas y empresariales en Paraguay. Extrañamente, la Fiscalía paraguaya NO forma parte del equipo internacional de países que están cooperando.

Nelma Penasso Kodama es una “doleira” (cambista) brasileña a la que sorprendieron tratando de huir a Europa con 200.000 euros en sus calzones. Su nombre resuena en el caso Lava Jato (donde se estiman sobornos por unos 8.000 millones de dólares) no solo por ser la “amada amante” del doleiro y principal testigo estrella Alberto Youssef, sino porque era su socia. La justicia la acusa de ser jefa de una “organización criminal volcada, sobre todo, a operaciones al margen del sistema financiero”. Los investigadores identificaron el circuito de lavado de dinero y cómo hacían los giros al extranjero en grandiosas remesas de dinero.

Greta Garbo en CDE

En setiembre del 2015, la justicia brasileña determinó que el 15 de octubre del 2013 “Greta Garbo” (Nelma Penasso) confirmaba a un tercero por correo electrónico que podría retirar su dinero en Paraguay, en Ciudad del Este, con “Marcelo”. La justicia brasileña identificó “Marcelo Cambio” como Marcelo Hira Reckziegel “que trabajaba en una casa de cambio en Paraguay”. Hallaron diversos emails enviados por “Marcelo” con “intenso flujo de operaciones, enviadas a distintas personas”. En ese mismo esquema, identifican en Foz de Yguazú a Carlos Arturo Mallorquín Junior. Marcelo Hira Reckziegel trabajó en Tayi Cambios y en La Moneda SRL (Juan Cristóbal Fleitas) en Asunción; el último domicilio laboral sería New Exchange Transfers (Valentín Aguilar).

Ya delató antes

Pero el “novio” de Nelma Penasso, Alberto Youssef (incomunicado desde marzo y columna vertebral del mayor caso de corrupción en Brasil) ya había apuntado mucho más alto al Paraguay la primera vez que delató a sus compinches (en el caso Mensalão). Era el 2004 y el juez Sergio Moro aceptó la delación de Youssef para salvarse de la cárcel.

En aquella oportunidad Youssef habló de Messer (Darío Messer, exdoleiro en Río de Janeiro y hermano espiritual de Horacio Cartes) y apuntó también a varias casas de cambio que operaban en la frontera según las investigaciones. Detalló la existencia de cuentas en bancos de Nueva York y describió cómo en un solo día podía girar más de 1.500.000 dólares a Ciudad del Este para que desde allí fueran girados a cuentas bancarias en Estados Unidos.

Según se lee en los documentos archivados en el caso Lava Jato, “Guairá Cambios es una empresa donde yo participaba allá en Paraguay, señor Victoriano Ribas (sic)”. Agregaba que además de las cuentas sobre las que él mantenía el control, también utilizó varias otras cuentas, por ejemplo, Juni, Rambi, Elias, Guairá Cambios, Onix Cambios, Río Paraná, fueron esas.

Victoriano Ribas sería Victoriano Rivas, presidente de Cambios Guairá con sedes en CDE y Saltos del Guairá. Como su auditor independiente figura Feoder Nicolais Riline Martínez quien fue procesado en su calidad de gerente del desaparecido banco Oriental.

“Yo operé mucho con Juan Carlos García, que era Bobadilla, el cuñado de Victoriano Rivas”, delató Youssef. “Normalmente ellos tenían las cuentas de ellos en Paraguay, en Foz de Yguazú, y nosotros comprábamos su cobertura, ellos nos entregaban en Foz de Yguazú y yo direccionaba a cuenta de ellos que era para que se hiciera el depósito en la cuenta de ellos. En aquella época era Bamerindus que era HSBC, y era el Banco do Brasil, y tenía algo también en Unibanco. Después vinieron las famosas cuentas CC5” (cuentas que el gobierno brasileño autorizaba para manejar royalties pertenecientes a municipios, muchas de las cuales fueron usadas para lavar dinero).

Anuncio de la fiscala general

“Me informan desde Asuntos Internacionales que oficialmente no participamos del proceso, pero tengan por seguro que haremos las averiguaciones pertinentes y si ameritan, nos involucraremos activamente”. Es lo que anunció ayer la Fiscal General del Estado Sandra Quiñónez. Agregó que si existen elementos indicadores en la participación de Paraguay, “solicitaremos y daremos toda la cooperación para esclarecer el hecho”.

Youssef citó Paraguay como uno de sus ejes

El doleiro (cambista) Alberto Youssef (testigo estrella y cerebro financiero del mecanismo de robo y lavado de dinero público para el poder brasileño) fue el primero que acordó un pacto con la justicia para delatar, entregar sus bienes y recibir menor pena carcelaria.

El 2 de octubre del 2014 confesó ante la Policía Federal de Paraná que usó TRES ejes para sus operaciones: Londrina y San Pablo en Brasil… y Paraguay. Youssef aseguró que entregó unos 12 millones de dólares provenientes de sus actividades financieras en Londrina, San Pablo y Paraguay al líder del Partido Progresista (PP), el difunto diputado Jose Janene.

“Que a fin de esclarecer los hechos declara que en el año 1997 conoció en persona al diputado JOSE JANENE con quien desarrolló un vínculo de amistad; que en el año 2001 el mismo presentó dificultades financieras y solicitó auxilio financiero para una campaña, habiéndole entregado el declarante cerca de 12 millones de dólares provenientes de la actividad de cambio del declarante, tanto en Brasil (Londrina y San Pablo) como en Paraguay”.

En su declaración, Youssef ligó al diputado JANENE con PAULO ROBERTO COSTA, exdirector de abastecimiento de Petrobras bajo el gobierno de Lula da Silva. Costa también está colaborando con la justicia contando cómo desviaron recursos de la petrolera estatal para repartirse entre políticos y autoridades. Paulo Roberto Costa pertenecía al PP y fue puesto en esa dirección estratégica de Petrobras como parte de un acuerdo entre el PP y el PT de Lula. El mismo confesó que recaudaban para el PP y desviaban para financiar, por ejemplo, la campaña del líder del PT en el senado y exministro brasileño de salud, Humberto Costa.

Ya en 1997 y 2003 nuestro diario advertía de las operaciones que se estaban haciendo para lavar dinero sucio usando las famosas cuentas CC5 autorizadas por el gobierno brasileño para manejar royalties de municipios. O las cuentas naranjas, que operaban en negro y con alta rentabilidad.

Allá delatado, aquí vació financiera

Allá por el 2004, el doleiro y testigo estrella del caso Lava Jato, Alberto Youssef (foto), delató a sus colegas. “Uno era yo, Tupí Cambios, Acaray, Cambios Real, Silvio Anspach, Mecer (sic, por Darío Messer) de Río (de Janeiro), Rui Leite y Armando Santoni…”.

Youssef identificó a Tupí Cambios, “de los doleiros José Luiz Costa y Carlos Hugo Sosa Palmerola” como responsables de la cuenta Tucano, ubicada bajo el numero 310035 del banco JP Morgan Chase, en Nueva York. La cuenta TUCANO que manejaba TUPI CAMBIOS –según delató Youssef– era usada para enviar dinero de autoridades de los más altos niveles del Partido Social Demócrata Brasileño (PSDB), dinero de las coimas que recogían de las privatizaciones. Pericias de la Policía Federal dijeron que movían hasta un millón de dólares en apenas dos días de octubre de 1996.

El senador “tucano” Aécio Neves, presidente del PSDB y ex-candidato a la presidência brasileña

Cuando le preguntaron a Youssef qué era TUPI CAMBIOS, el doleiro nacido en Londrinas dijo: “Bueno, TUPI CAMBIOS es de un grupo de Campinas, llamado COLIBRI, dueños también de la cuenta TUCANO. Ese es TUPI CAMBIOS. Youssef delató que uno de los dueños era un chileno naturalizado paraguayo o argentino que vivía en ese entonces en Campinas. “En TUPI CAMBIOS yo conozco a Carlitos (Carlos Sosa Palmerola) y a Zé Luiz, y a otras personas no conozco.

El “Carlos Hugo Sosa Palmerola” de Tupí Cambios que delató Youssef era directivo de Cambios Tupi que funcionaba sobre 14 de Mayo entre Palma y Estrella. Y pese a ser apuntado como factor clave en episodios de lavado de dinero en Brasil, logró abrir ARA de Finanzas en el 2011 con un capital de 20.000 millones de guaraníes junto a una extensa lista de accionistas.

La financiera fue vaciada y Sosa Palmerola fue acusado de desviar el equivalente a 14 millones de dólares. Hoy día está libre y es pareja de la fiscala Gladys González. En abril del año pasado una Cámara de Apelaciones conformada por Irma Alfonzo de Bogarín, Mirtha González de Caballero y Clara Estigarribia, ratificó un habeas corpus que impidió a la fiscalía acceder a los movimientos bancarios de la fiscala González, pareja de Sosa Palmerola.

(Con ABC Color)

 

Seja o Primeiro a comentar on "Ciudad del Este: PARTE DEL LAVADO DE DINERO DEL LAVA JATO BRASILEÑO SE HIZO EN PARAGUAY."

Deixe um comentário

Seu email não será publicado.


*